Camino de Zolina s/n - 31192 Mutilva Baja (Navarra) - 948 176 560 - info@adacen.org
Castellano   Euskara   English  
           
Actualidad
Materiales
Actividades
Campañas
Boletines
14/09/2021
Compartir en   Facebook | Twitter | LinkedIn
El Ayuntamiento de Villava y Adacen incluyen a las personas cuidadoras en su convenio de colaboración para ofrecer servicios de fisioterapia
Mikel Oteiza Iza, alcalde de Villava, y José Luis Herrera Zubeldía, presidente de la Asociación de Daño Cerebral (Adacen), han firmado hoy el convenio de puesta en marcha del programa “Salud Activa en Domicilio”, que facilitará sesiones de fisioterapia en su hogar a personas dependientes con dificultad para desplazarse. Por primera vez, el convenio incluye a las personas cuidadoras, que podrán beneficiarse también de sesiones en el propio domicilio para aprender ejercicios con los que mejorar su higiene postural y salud física. 
Impulsada por el ayuntamiento, esta iniciativa es una de las actividades que contempla el “Proyecto Local de Actividad Física y Salud en Villava”, subvencionado por el Departamento de Cultura, Deporte y Juventud del Gobierno de Navarra. Gracias a este convenio, profesionales de Adacen ofrecerán 132 sesiones de fisioterapia en los domicilios de personas dependientes que tienen dificultad para desplazarse a otros recursos. A propuesta del Área de Igualdad del ayuntamiento, doce de esas sesiones se dedicarán a las personas cuidadoras, que suelen padecer problemas de espalda y musculares por la carga que supone este cuidado. 
Esta acción tiene como objetivo facilitar el acceso a programas de ejercicio físico y/o intervención fisioterapéutica orientadas a mejorar salud particular de cada persona dependiente.
Además de estos tratamientos, el convenio contempla la realización de asesoramiento y pautas al entorno familiar. Con todo ello se trata de favorecer la mejora del estado físico de estas personas y la disminución de los problemas derivados de la inmovilidad y la dependencia, contribuyendo, en última instancia, al mantenimiento o mejora de su autonomía. En el caso de las personas cuidadoras, como se ha señalado antes, son muy frecuentes problemas de salud derivados de los esfuerzos físicos que deben realizar en el desarrollo de su labor de cuidado.
Las sesiones de fisioterapia serán de 50 minutos efectivos por semana y usuario, durante un máximo de tres meses cada tanda y se desarrollarán en los domicilios particulares hasta el 30 de junio de 2022. Se establece una tarifa única de 20 € al mes a abonar al ayuntamiento por las personas usuarias del servicio.
La selección de las personas susceptibles de recibir estas sesiones de fisioterapia se realizará a través del Centro de Salud de la zona, con la colaboración de los Servicios Sociales. Los profesionales de Adacen realizan una valoración inicial tras la que se determinan los objetivos a conseguir y el tratamiento a desarrollar. Estos fisioterapeutas cuentan con formación específica en deterioro neurológico y una gran experiencia en este tipo de tratamientos para personas dependientes. Este año se atenderá a doce nuevos domicilios (incluyendo a las personas cuidadoras) y se realizará seguimiento de usuarios y usuarias del año pasado.
El presidente de Adacen ha trasladado al alcalde sus felicitaciones por “apostar por este tipo de acuerdos que promueven la mejora de la calidad de vida de sus vecinos y vecinas en el propio municipio, evitando que tengan que trasladarse a otros lugares para recibir estos servicios. Además, es destacable la sensibilidad de este ayuntamiento que recuerda a uno de los grupos más olvidados y frágiles del sector de la discapacidad, el de las personas, en su mayor parte mujeres que dedican su vida a cuidar a personas dependientes pagando en muchas ocasiones con su salud”. 
Experiencia satisfactoria
El pasado curso se realizaron un total de 120 sesiones. La valoración general del proyecto fue muy positiva, tanto para las personas beneficiarias y sus familias como para las profesionales que lo llevaron a cabo. Se considera que puede ayudar a las personas dependientes con dificultades de acceso a otros recursos a mantener una salud adecuada y evitar la institucionalización o salida del domicilio mejorando su calidad de vida. 
Las personas beneficiarias notaron diferencias significativas en su estado general desde el inicio del tratamiento, siendo conscientes de la importancia de mantener la actividad por su cuenta.
Tanto desde el ayuntamiento como desde Adacen, se ha valorado como “un programa enriquecedor para conocer la realidad de muchas personas que por patología o dependencia no pueden emplear otro tipo de recursos locales, pero que requieren de atención y estimulación para mantener la calidad de vida. El aprendizaje de ejercicios que favorezcan el mantenimiento de su salud es básico en las personas dependientes y en sus cuidadoras”. 
Adacen
Ante la ausencia de recursos de atención para las personas con Daño Cerebral y la inexistencia de apoyo a los familiares, un grupo de familias creó en 1994 la Asociación de Daño Cerebral de Navarra (ADACEN), una organización sin ánimo de lucro cuyo objetivo es informar y sensibilizar a la sociedad y a las instituciones de los problemas y necesidades que presenta el colectivo. La integración social, la promoción de los servicios imprescindibles para las personas que sufren Daño Cerebral Adquirido y la mejora de la calidad de vida de las personas afectadas y sus familiares son también objetivos fundamentales de ADACEN. 
La Asociación, que tiene cerca de 1000 socios y socias, la integran 332 personas afectadas, hay 61 personas voluntarias que comporten su tiempo con las personas usuarias y sus familiares y tiene 53 profesionales en plantilla.  
Además del convenio con Gobierno de Navarra, que supone la mayor parte de su financiación, Adacen desarrolla sus proyectos gracias a aportaciones de Fundación Caja Navarra, Fundación La Caixa,  entidades locales, empresas donantes y las cuotas de socios y socias. 
ADACEN cuenta con un Centro de Día de 31 plazas y una Residencia con 9, ambos recursos concertados con Gobierno de Navarra, además de ello dispone de un Centro de atención a la dependencia, en régimen ambulatorio en el que se atienden a otras 100 personas. Y ofrece también un hogar temporal y de respiro para personas afectadas que puntualmente lo necesiten. A estos se suma el Centro de Rehabilitación Neurológica de Azpilagaña para personas dependientes con diferentes afectaciones neurológicas y otro centro en Tudela. La asociación es pionera en la utilización de las Nuevas Tecnologías en los tratamientos de rehabilitación participando en varios estudios promovidos por universidades y centros tecnológicos. 
Desde 2018 cuenta con un Living Lab, un espacio de experimentación en el que personas afectadas, familiares, profesionales, empresas y centros de investigación trabajan en equipo en la co-creación de nuevas soluciones tecnológicas y modelos de atención que contribuyan a mejorar la calidad de vida, la rehabilitación y la autonomía. 
Este año ha impulsado un proyecto piloto para la transformación digital del sector social del envejecimiento y la discapacidad denominado Hub Digital Adacen. Este proyecto, que impulsará la telerehabilitación, se basa en la incorporación de tecnologías de vanguardia en el ámbito social generando propuestas de valor diferenciales para mejorar la calidad de vida de las personas usuarias en sus hogares.